La provincia de Málaga sigue como número uno en el crecimiento económico en Andalucía, se prevé una tasa de crecimiento de en torno al 1,9 %  algo inferior respecto al pasado ejercicio lo cual viene a confirmar la ralentización suave de la economía. Sin embargo las previsiones económicas son muy positivas con expectativas de seguir creciendo por encima de la media. Este escenario se debe al posicionamiento de Málaga como un mercado estable y seguro para el inversor donde asentarse tanto para establecer sedes estratégicas como para invertir en el sector inmobiliario y turístico. Las crecientes estrategias de la ciudad de Málaga para crear nuevos distritos empresariales permitirá albergar nuevas empresas tecnológicas nacionales e internacionales. La operación del Puerto de Malaga para crear un centro empresarial en Muelle Heredia dentro de los terrenos del Muelle 4 es uno de los principales proyectos del Ayuntamiento de Málaga para dar respuesta a la gran demanda estimada en unos 40.000 m² de oficinas que actualmente existe.

Esta afluencia de nuevas empresas junto con la amplia oferta cultural y turística de esta región generarán un efecto llamada a otras pymes y empresas para dar servicio a toda esta nueva actividad empresarial y turística.

Desde un punto de vista económico y empresarial una de las mejores formas de abrir negocio en una nueva ciudad es con base en un espacio de coworking. Cada vez son más las empresas medianas y no solo pequeñas, las que se establecen en un espacio de coworking en lugar de alquilar una oficina. La economía (pudiendo ahorrar hasta un 60% de los costes fijos de oficina), la flexibilidad y la rapidez de implantación son algunas de las principales ventajas que las empresas ven en establecerse en un espacio de coworking.

Debido a estas circunstancias de crecimiento y efecto llamada de otras empresas atraídas por grandes compañías y fondos de inversión que operan en Málaga se espera un incremento de la demanda de estos espacios con unos servicios añadidos que están evolucionando hacia nuevos servicios de consultoría y asesoramiento. En 2020 se estima que el sector de los espacios de coworking se consolide y refuerce con ampliaciones y nuevas ofertas de servicios de más valor añadido, pero con un crecimiento menor que en 2019. También es previsible que aquellos espacios sin una buena ubicación y reducido tamaño tendrán más dificultad a la hora de crecer e incluso mantenerse debido al aumento de la competencia con nuevas franquicias ya presentes en otras ciudades.