Actualmente en la ciudad de Málaga la oferta de espacios de coworking es de alrededor de 30 espacios aproximadamente dentro de su término municipal, su localización es variada al igual que su tamaño. Podemos encontrar espacios muy diversos, algunos muy grandes caracterizados la mayoría por estar fuera del centro urbano de la ciudad, otros intermedios con entre 30 y 50 puestos, y finalmente el resto con entre 10 y 25 puestos situados en gran variedad de zonas incluida la zona del Centro Histórico de la ciudad.

La población actual de la ciudad de Málaga es de 570.006 habitantes censados, en ella se observa cómo cada vez más profesionales, emprendedores, autónomos y freelance se decantan por esta forma de trabajar dadas sus enormes ventajas además de eliminar el aislamiento que produce trabajar solo o en casa. Se estima que en Málaga provincia hay cerca de 118.206 profesionales autónomos, y más de 35.000 pymes, siendo la segunda provincia de España que más crecimiento de autónomos ha tenido.

El cambio en el modelo de transporte urbano basado en el uso del transporte público con las dos líneas de metro actualmente en servicio, la renovación de las líneas de autobuses de mayor capacidad y eficiencia, o la aparición de nuevos modos de transporte sostenibles como la moto eléctrica de alquiler, el monopatín eléctrico de alquiler o la bicicleta eléctrica, están cambiando la movilidad de las ciudades permitiendo un acceso al centro de la ciudad de una forma más rápida, cómoda y saludable. Este cambio en el transporte urbano hace que trabajar en el centro neurálgico de las ciudades sea cada vez más atractivo. Dada la escasez de espacios de oficinas en Málaga, con una oferta muy insuficiente con polos muy localizados en las afueras como es el Parque Tecnológico de Andalucía, se da la circunstancia de que existe una fuerte demanda de espacios de oficinas en zonas céntricas de la ciudad lo cual provoca el interés de los espacios de Coworking como una solución para poder trabajar en estas zonas cada vez más deseadas.

La preferencia de las empresas y profesionales por trabajar en zonas céntricas bien comunicadas y dotadas de servicios es una realidad, cada vez más empresas se trasladan al núcleo urbano de las ciudades buscando servicios, transporte público, localización céntrica y equipamientos propios del centro de las ciudades. Sin embargo varios estudios de diferentes plataformas de espacios de Coworking internacionales (Deskmag, Coworking Spain) afirman que el crecimiento de los espacios de coworking es lento e incluso empieza a percibirse una estabilidad o estancamiento progresivo. Aun así se puede concluir que el modelo de Coworking ha llegado para quedarse como una solución por todos conocida, y una alternativa económica frente a trabajar desde casa o aislado en una oficina.